INFLUENCIA DE LA TECNOLOGÍA EN EL ENTORNO LABORAL

La incorporación de las nuevas tecnologías a nuestra vida ha cambiado, por completo, el mundo en el que vivimos. En pleno siglo XXI no podemos imaginarnos fuera de este cambio y de la inclusión tecnológica en la mayoría de los ámbitos laborales.

Hoy en día, y gracias a la incorporación de la tecnología en el mundo laboral, existen nuevas oportunidades de empleo y diferentes maneras de trabajar y por lo tanto, nuevas sinergias laborales. Se está produciendo un cambio que rompe muchas barreras: la presencia física y la distancia ya no son premisas necesarias para sacar el trabajo adelante. Las personas y las máquinas deben colaborar en sintonía y una mayor interacción entre humanos y robots incrementa la productividad de la empresa.

Actualmente, el trabajo se rige a través del software y el hardware; todo es inmediato y estamos conectados en múltiples lugares y pantallas, creando así, nuevos espacios laborales. En este aspecto, hay que potenciar las herramientas que brinda la tecnología para acoplarse al nuevo mercado laboral. Los puestos de trabajo van cambiando, el tipo de habilidad de la demanda marca esta diferencia, que implica, en muchos casos, la creación de nuevas profesiones y por lo tanto un aumento de la oferta laboral. No hay que olvidar que el desarrollo tecnológico, además de implicar nuevas técnicas de comunicación, también conlleva nuevos sistemas de organizativos. Las empresas se han beneficiado de una flexibilidad en sus estructuras de organización, a la vez que se van acoplando a los diferentes cambios tecnológicos.

Pero la diversidad de nuevas tareas en una empresa, no sólo implica una mejora científica en la cantidad de trabajo; también en la calidad del mismo, originando una mejora en la competitividad de las organizaciones empresariales porque se convierten en empresas más modernas aumentando su eficacia productiva y organizativa. La implantación de nuevos sistemas informáticos ayuda mejor a conocer el grado de productividad y el cumplimiento de los objetivos.

Cabe destacar, como beneficio adicional de la incorporación tecnológica en las empresas, la mejora del funcionamiento del mercado laboral. Por ejemplo, adecuando mejor la oferta a la demanda de competencias.

Share