TECNOLOGÍA Y SOSTENIBILIDAD II

Como observamos en la entrada anterior, en la actualidad, la conjugación de los datos sociales y de orden empresariales, con los datos medioambientales se entiende mucho mejor gracias a la aplicación tecnológica en los diferentes sectores laborales. Por ello, es interesante saber que la Inteligencia Artificial (IA) proporciona a las compañías la facilidad de analizar y utilizar datos, así como estrategias de trabajo de manera más eficaz y por caminos sostenibles.

La Humanidad va a verse inmersa en una época de cambios sin precedentes. Nuestra creatividad e ingenio ha dado lugar a una era de información en la que el ascenso de las tecnologías emergentes está reconfigurando los distintos sectores, la práctica científica, las actividades humanas e incluso, los poderes económicos. Varios estudios indican que la adopción de la IA en sectores de energía, agua, agricultura, etc; generará beneficios económicos y medioambientales muy significativos.

El impacto que han tenido avances tecnológicos como el Internet de las Cosas (IoT) en la economía global es un ejemplo claro de cómo la tecnología puede contribuir para lograr los objetivos de desarrollo sostenible posibilitando una conexión entre personas y objetos hasta hace poco impensable.

Por ello, llegamos a la conclusión de que la tecnología juega un papel fundamental en el desarrollo de las labores empresariales, ya que interviene y moldea la economía y la industria, incluso, ayudando a la creación de nuevos puestos de trabajo.

Sabemos, que ofrecer a nuestros clientes y consumidores todos los aspectos positivos que nos distinguen, en este aspecto, da conciencia de que la innovación sostenible tiene un impacto real y positivo en el futuro sostenible de nuestro planeta.

Share