bandera

Pago por uso y sin sacar los datos de la empresa, así es lo nuevo de Murano

El modelo de suscripción de Sage Murano surge para dar respuesta a las exigencias del mercado, ya que si bien es cierto que el cloud computing está en boca de todos, también lo es que la fórmula de alojar los datos en la nube sigue provocando desconfianza.

Este nuevo modelo de “Pago Por Uso” ofrece la posibilidad de pagar una cuota mensual por el uso (alquiler) de la solución, que al igual que con el modelo de compra, permite al usuario tener la aplicación instalada y actualizada en sus propias instalaciones.

Te contamos las características y ventajas del modelo de suscripción:

  • No requiere inversión inicial en el software.
  • Se trata de un servicio por el que el cliente paga una cuota mensual por el uso de la aplicación, cuota que incluye el soporte y la actualización de nuevas versiones.
  • La aplicación está instalada en las dependencias del cliente que, por tanto, tiene el control total de acceso.
  • Los datos no salen de las instalaciones de la empresa.
  • Mayor facilidad para cambiar periódicamente la configuración de módulos y licencias.
  • Al ser una solución instalada en local, en equipos del cliente, admite una total personalización, tal y como la versión que ya conoces de Murano.

 

Este nueva alternativa permite también un modelo mixto, en el que si el cliente tiene una instalación tradicional de Sage Murano y quiere contratar un nuevo módulo, por ejemplo, iEscan, puede hacerlo en modo de Suscripción.

La aplicación ya está disponible en el mercado, de modo que si deseas más información, no dudes en contactar con nosotros. En Aelis y Sage seguimos trabajando para que las pequeñas y medianas empresas pueden acceder a las últimas herramientas tecnológicas.

Scroll al inicio
Llámanos al 933 800 852 | 917 482 870
Si lo prefieres te llamamos nosotros.

    ¿Cuándo te llamamos?

    Envíanos tu Cv

    Sube tu CV *

    Solo PDF, DOC, DOCX, XLS, XLSX, PPT, PPTX.

    Completa el formulario

      Indícanos cuándo quieres que te llamemos